31 de marzo de 2021

6 tips básicos para la salud de tu peludo

Por: Ganador®

Tener un compañero peludo llena tu vida de vitalidad y bienestar tanto físico como emocional, pero los grandes amores vienen acompañados también de grandes responsabilidades. Si quieres que hacer feliz a tu mejor amigo peludo tanto como él a ti no te preocupes que te compartimos 6 tips básicos para mantenerlo sano y feliz.

  1. Procúrale una buena higiene:

    Puedes pensar que la higiene se reduce a bañar a tu perritosin embargo, esta implica también que lo cepilles regularmente, cuides la limpieza de sus uñas y patitas, mantengas sus oídos limpios y hagas continuamente revisiones dentales para protegerlo de otras enfermedades, por último y no menos importante, que mantengas limpios sus espacios y objetos personales, como sus juguetes y camita.
    Como tip adicional, puedes fijarte días de la semana para hacer cada una de estas actividades, como un día específico para el cepillado, otro para lavado de oídos y otro para mantener sus espacios ordenados.

  2. Crea rutinas saludables:

    Lo que más nos ayuda a mantenernos activos y atentos en el día con día es tener rutinas fijas de actividades, en el caso de tu mejor amigo, hay 3 básicas: una rutina de alimentación, una de esparcimiento recreativo y una de esparcimiento físico. Para que tu perrito pueda ir desarrollando hábitos saludables lo mejor es que empieces por alimentarlo a las mismas horas, esto puede ser un buen pretexto para sacarlo a pasear una hora después de comer. Puedes destinar también unos 30 minutos fijos en tu día para jugar con él, ya verás cómo incentivas su curiosidad y cercanía hacía ti.

  3. Dale una salud sexual digna:

    Como papá o mamá de un amiguito peludo, estás en todo derecho de decidir si esterilizarlo o no, siempre y cuando seas consciente de las responsabilidades que cada opción implica. Las perritas suelen tener su primer celo entre los 6 o 10 meses de edad y su sangrado dura más o menos 10 días. La esterilización es un proceso quirúrgico que consta en la retirada total o parcial de sus órganos reproductores tanto en machos como hembras. Este procedimiento incrementa su calidad de vida y disminuye la posibilidad de que desarrollen infecciones uterinas, tumores y enfermedades en los órganos encargados de la reproducción. Y aunque existen otros métodos de control reproductivo, la más recomendable sigue siendo la esterilización. Si tienes alguna duda sobre el procedimiento y recuperación, te recomendamos acercarte con tu médico veterinario de confianza.

  4. Comienza un calendario de vacunación:

    Las vacunas son fundamentales para la salud de tu perri-hijo, ya que disminuyen el riesgo de adquirir determinadas enfermedades a las que está expuesto durante toda su vida.
    Lo ideal es que las vacunas para perros sean aplicadas cuando son cachorros y acudir a evaluaciones periódicas con el veterinario para que te indique cuáles son los refuerzos que necesita tu peludito según sea el caso. Las vacunas caninas son fundamentales para prevenir las distintas enfermedades infecciosas que puede contraer tu mascota y que, en casos como la rabia y la leptospirosis, no se transmitan a ti o a tu familia.

  5. Destina espacios para ejercicio físico:

    Para que tu mejor amigo peludo goce de buena salud, debe hacer ejercicio periódicamente, así lo ayudas a explorar su entorno e incentivar su curiosidad, además puedes aprovechar ese momento junto a él y enseñarle nuevos trucos o dar un paseo por su lugar favorito. Toma en cuenta que a medida que tu perrito tenga más edad, menos querrá ejercitarse cómo antes, para evitar que desarrolle problemas en articulaciones o de obesidad lo mejor es que lo ayudes a ejercitarse a su ritmo.

  6. Asesórate sobre un seguro médico para mascotas:

    Así como es necesario asegurar a nuestra familia con un buen seguro médico, una excelente opción para elevar el bienestar de tu peludo, es buscar un seguro médico canino. Por mucho que desees, tu perrito no está exentos de emergencias o enfermedades crónicas. Al igual que con un seguro de salud para personas, el de mascotas viene con diferentes planes y características de póliza. Algunos proveedores ofrecen un descuento por registrar a más de un amiguito en ella.

Un mejor amigo de cuatro patas se convierte en parte esencial de tu familia, pero no solo demanda cariño, sino que viene con grandes responsabilidades como atenciones médicas; demuéstrale todo tu amor incondicional atendiendo su salud canina.


Compartir

31 de marzo de 2021

6 tips básicos para la salud de tu peludo

Por: Ganador®

Tener un compañero peludo llena tu vida de vitalidad y bienestar tanto físico como emocional, pero los grandes amores vienen acompañados también de grandes responsabilidades. Si quieres que hacer feliz a tu mejor amigo peludo tanto como él a ti no te preocupes que te compartimos 6 tips básicos para mantenerlo sano y feliz.

  1. Procúrale una buena higiene:

    Puedes pensar que la higiene se reduce a bañar a tu perritosin embargo, esta implica también que lo cepilles regularmente, cuides la limpieza de sus uñas y patitas, mantengas sus oídos limpios y hagas continuamente revisiones dentales para protegerlo de otras enfermedades, por último y no menos importante, que mantengas limpios sus espacios y objetos personales, como sus juguetes y camita.
    Como tip adicional, puedes fijarte días de la semana para hacer cada una de estas actividades, como un día específico para el cepillado, otro para lavado de oídos y otro para mantener sus espacios ordenados.

  2. Crea rutinas saludables:

    Lo que más nos ayuda a mantenernos activos y atentos en el día con día es tener rutinas fijas de actividades, en el caso de tu mejor amigo, hay 3 básicas: una rutina de alimentación, una de esparcimiento recreativo y una de esparcimiento físico. Para que tu perrito pueda ir desarrollando hábitos saludables lo mejor es que empieces por alimentarlo a las mismas horas, esto puede ser un buen pretexto para sacarlo a pasear una hora después de comer. Puedes destinar también unos 30 minutos fijos en tu día para jugar con él, ya verás cómo incentivas su curiosidad y cercanía hacía ti.

  3. Dale una salud sexual digna:

    Como papá o mamá de un amiguito peludo, estás en todo derecho de decidir si esterilizarlo o no, siempre y cuando seas consciente de las responsabilidades que cada opción implica. Las perritas suelen tener su primer celo entre los 6 o 10 meses de edad y su sangrado dura más o menos 10 días. La esterilización es un proceso quirúrgico que consta en la retirada total o parcial de sus órganos reproductores tanto en machos como hembras. Este procedimiento incrementa su calidad de vida y disminuye la posibilidad de que desarrollen infecciones uterinas, tumores y enfermedades en los órganos encargados de la reproducción. Y aunque existen otros métodos de control reproductivo, la más recomendable sigue siendo la esterilización. Si tienes alguna duda sobre el procedimiento y recuperación, te recomendamos acercarte con tu médico veterinario de confianza.

  4. Comienza un calendario de vacunación:

    Las vacunas son fundamentales para la salud de tu perri-hijo, ya que disminuyen el riesgo de adquirir determinadas enfermedades a las que está expuesto durante toda su vida.
    Lo ideal es que las vacunas para perros sean aplicadas cuando son cachorros y acudir a evaluaciones periódicas con el veterinario para que te indique cuáles son los refuerzos que necesita tu peludito según sea el caso. Las vacunas caninas son fundamentales para prevenir las distintas enfermedades infecciosas que puede contraer tu mascota y que, en casos como la rabia y la leptospirosis, no se transmitan a ti o a tu familia.

  5. Destina espacios para ejercicio físico:

    Para que tu mejor amigo peludo goce de buena salud, debe hacer ejercicio periódicamente, así lo ayudas a explorar su entorno e incentivar su curiosidad, además puedes aprovechar ese momento junto a él y enseñarle nuevos trucos o dar un paseo por su lugar favorito. Toma en cuenta que a medida que tu perrito tenga más edad, menos querrá ejercitarse cómo antes, para evitar que desarrolle problemas en articulaciones o de obesidad lo mejor es que lo ayudes a ejercitarse a su ritmo.

  6. Asesórate sobre un seguro médico para mascotas:

    Así como es necesario asegurar a nuestra familia con un buen seguro médico, una excelente opción para elevar el bienestar de tu peludo, es buscar un seguro médico canino. Por mucho que desees, tu perrito no está exentos de emergencias o enfermedades crónicas. Al igual que con un seguro de salud para personas, el de mascotas viene con diferentes planes y características de póliza. Algunos proveedores ofrecen un descuento por registrar a más de un amiguito en ella.

Un mejor amigo de cuatro patas se convierte en parte esencial de tu familia, pero no solo demanda cariño, sino que viene con grandes responsabilidades como atenciones médicas; demuéstrale todo tu amor incondicional atendiendo su salud canina.


Compartir