12 de enero de 2021

¿A qué edad cambia la alimentación de un cachorro?

Por: Ganador®

Encontrar la comida para cachorros ideal es una labor difícil para alguien que establece por primera vez en su vida una relación entre amo y cachorro.

Con tantas opciones a elegir, ¿cómo podemos saber con qué alimentar a nuestro cachorro en los primeros meses de su vida? Una buena nutrición es fundamental para incentivar su correcto desarrollo; un alimento de calidad no solo lo convertirá en un perro feliz, sino en uno saludable.

A continuación, te damos algunos tips para saber qué darle de comer a tu cachorro y en qué momento cambiar de un tipo de alimentación a otro:

Como habrás escuchado y leído en varias ocasiones, los cuidados de un cachorro y un perro adulto no son iguales; su alimentación no está cubierta con la leche materna, al ser animales carnívoros, las grasas y proteínas deben estar presentes en su dieta. La comida para cachorros viene en una gran variedad de presentaciones, desde croquetas secas hasta alimento húmedo enlatado, además hay fórmulas para razas grandes y pequeñas e incluso otras para necesidades de salud específicas.

Los cachorros deben comer siempre en el mismo horario para empezar a activar la segregación de jugos digestivos a una hora habitual. Los perros pequeños comen en menor cantidad que los perros adultos, aunque con mayor frecuencia.

Te dejamos una pequeña guía alimentación que te facilitará generarle hábitos de alimentación saludables a tu mejor amigo peludo:

·  Cachorros 0 a 10 semanas de edad: aliméntalo de 4 a 5 veces al día. Procura seguir las instrucciones de un especialista y darle una fórmula láctea que se adecue a sus necesidades.

·  Cachorros de 10 semanas a 5 meses de edad: aliméntalo con 3 comidas al día, puedes alternar entre alimento húmedo o croquetas para cachorro.  

· Cachorros de 5 meses al año de edad: aliméntalo 2 veces al día, puedes continuar equilibrando su alimentación entre alimento húmedo o croquetas para perro, no olvides verificar que sean los adecuados para su edad.

Ten en cuenta que las diferentes razas de perros maduran a diferentes edades, por lo que no hay una edad fija a la que todos los perros dejan de ser cachorros. En general, los perros de talla pequeña y mediana son adultos alrededor del año de edad, mientras que los perros de talla grande y gigante son adultos alrededor de los 18 meses de edad. Antes de cambiar el tipo de alimento de tu perro, consulta con el veterinario.

¿Cuáles son los nutrientes claves en un alimento para cachorros de alta calidad?

·  Minerales que beneficien el crecimiento de huesos y dientes, como el magnesio, el potasio y el sodio.

·  Fuentes de proteína animal como huevo, pescado, carne de res, cerdo o pollo, que potencien el crecimiento de los músculos.

·  Antioxidantes que estimulen el desarrollo de su sistema inmunológico. Asegúrate que el alimento de tu cachorro contenga vitamina E, vitamina C, zinc y selenio, presentes en los vegetales.

·  Grasas saludables que brinden la energía suficiente a tu cachorro durante todo el día, tales como Omega-3 y Omega-6.

Si el alimento que elijas posee todas esas características, puedes estar tranquilo de que obtendrá la nutrición necesaria para su mejor desarrollo.

En esta etapa de vida, tu cachorro deberá aprenderlo todo acerca de la socialización y las primeras órdenes básicas.

Usa comederos y bebederos de acero inoxidable o de cerámica que tengan más peso en el fondo, ya que los de plástico probablemente terminen en juguetes mordedores y las marcas de los dientes tienden a convertirse en un nido de bacterias para tu pequeñín; además es menos probable que tú o tu cachorro lo tiren por accidente.

Garantízale a tu fiel amigo un ambiente tranquilo para comer, esto con el afán de mantenerlo concentrado en alimentarse, de lo contrario se acostumbrará a comer deprisa, repartir la comida por toda la casa o no terminar su alimento.

Asegúrate de darle hasta 30 minutos para que coma, al cabo de ese rato, retira el alimento, si sobró demasiado consulta al reverso del empaque la cantidad que es adecuada según su edad o con tu veterinario. Estas acciones lo ayudarán a acostumbrarse a horarios y porciones de comida.

Una vez que tu cachorro haya terminado de comer, bríndale un espacio tranquilo y silencioso para que tome una siesta, esto le ayudará a digerir bien sus alimentos. No olvides programar los paseos antes, no después de su horario de comida.

Procura consultar al médico veterinario de tu mascota en cuanto notes algo fuera de lo común. Cada perrito es único, recuerda que la mejor recomendación para su alimentación vendrá siempre acompañada de la opinión de un especialista.


Compartir

12 de enero de 2021

¿A qué edad cambia la alimentación de un cachorro?

Por: Ganador®

Encontrar la comida para cachorros ideal es una labor difícil para alguien que establece por primera vez en su vida una relación entre amo y cachorro.

Con tantas opciones a elegir, ¿cómo podemos saber con qué alimentar a nuestro cachorro en los primeros meses de su vida? Una buena nutrición es fundamental para incentivar su correcto desarrollo; un alimento de calidad no solo lo convertirá en un perro feliz, sino en uno saludable.

A continuación, te damos algunos tips para saber qué darle de comer a tu cachorro y en qué momento cambiar de un tipo de alimentación a otro:

Como habrás escuchado y leído en varias ocasiones, los cuidados de un cachorro y un perro adulto no son iguales; su alimentación no está cubierta con la leche materna, al ser animales carnívoros, las grasas y proteínas deben estar presentes en su dieta. La comida para cachorros viene en una gran variedad de presentaciones, desde croquetas secas hasta alimento húmedo enlatado, además hay fórmulas para razas grandes y pequeñas e incluso otras para necesidades de salud específicas.

Los cachorros deben comer siempre en el mismo horario para empezar a activar la segregación de jugos digestivos a una hora habitual. Los perros pequeños comen en menor cantidad que los perros adultos, aunque con mayor frecuencia.

Te dejamos una pequeña guía alimentación que te facilitará generarle hábitos de alimentación saludables a tu mejor amigo peludo:

·  Cachorros 0 a 10 semanas de edad: aliméntalo de 4 a 5 veces al día. Procura seguir las instrucciones de un especialista y darle una fórmula láctea que se adecue a sus necesidades.

·  Cachorros de 10 semanas a 5 meses de edad: aliméntalo con 3 comidas al día, puedes alternar entre alimento húmedo o croquetas para cachorro.  

· Cachorros de 5 meses al año de edad: aliméntalo 2 veces al día, puedes continuar equilibrando su alimentación entre alimento húmedo o croquetas para perro, no olvides verificar que sean los adecuados para su edad.

Ten en cuenta que las diferentes razas de perros maduran a diferentes edades, por lo que no hay una edad fija a la que todos los perros dejan de ser cachorros. En general, los perros de talla pequeña y mediana son adultos alrededor del año de edad, mientras que los perros de talla grande y gigante son adultos alrededor de los 18 meses de edad. Antes de cambiar el tipo de alimento de tu perro, consulta con el veterinario.

¿Cuáles son los nutrientes claves en un alimento para cachorros de alta calidad?

·  Minerales que beneficien el crecimiento de huesos y dientes, como el magnesio, el potasio y el sodio.

·  Fuentes de proteína animal como huevo, pescado, carne de res, cerdo o pollo, que potencien el crecimiento de los músculos.

·  Antioxidantes que estimulen el desarrollo de su sistema inmunológico. Asegúrate que el alimento de tu cachorro contenga vitamina E, vitamina C, zinc y selenio, presentes en los vegetales.

·  Grasas saludables que brinden la energía suficiente a tu cachorro durante todo el día, tales como Omega-3 y Omega-6.

Si el alimento que elijas posee todas esas características, puedes estar tranquilo de que obtendrá la nutrición necesaria para su mejor desarrollo.

En esta etapa de vida, tu cachorro deberá aprenderlo todo acerca de la socialización y las primeras órdenes básicas.

Usa comederos y bebederos de acero inoxidable o de cerámica que tengan más peso en el fondo, ya que los de plástico probablemente terminen en juguetes mordedores y las marcas de los dientes tienden a convertirse en un nido de bacterias para tu pequeñín; además es menos probable que tú o tu cachorro lo tiren por accidente.

Garantízale a tu fiel amigo un ambiente tranquilo para comer, esto con el afán de mantenerlo concentrado en alimentarse, de lo contrario se acostumbrará a comer deprisa, repartir la comida por toda la casa o no terminar su alimento.

Asegúrate de darle hasta 30 minutos para que coma, al cabo de ese rato, retira el alimento, si sobró demasiado consulta al reverso del empaque la cantidad que es adecuada según su edad o con tu veterinario. Estas acciones lo ayudarán a acostumbrarse a horarios y porciones de comida.

Una vez que tu cachorro haya terminado de comer, bríndale un espacio tranquilo y silencioso para que tome una siesta, esto le ayudará a digerir bien sus alimentos. No olvides programar los paseos antes, no después de su horario de comida.

Procura consultar al médico veterinario de tu mascota en cuanto notes algo fuera de lo común. Cada perrito es único, recuerda que la mejor recomendación para su alimentación vendrá siempre acompañada de la opinión de un especialista.


Compartir