31 de marzo de 2021

Alergias en la piel de tu perrito, aprende a detectarlas

Por: Ganador®

Desafortunadamente, aunque es relativamente sencillo diagnosticar alergias en personas, no lo es cuando se trata de las alergias de los perros, más aún cuando estas son en su piel.

Debido a que la piel de tu peludito es muy sensible, es probable que sufra de picazón o se rasque, lo que sugiere que pueda padecer una reacción alérgica, pero no hay de qué preocuparse, cualquier alergia puede tratarse, aquí te decimos a qué debes estar atento.

Las alergias caninas pueden desencadenarse debido a un elemento especifico interno o externo a su cuerpo, es decir, un agente alérgeno, estos pueden ser únicos para un perro o conocidos generalmente para la raza, la edad o la población. Si tu perrito se ve afectado ante estos agentes es porque su sistema inmune está sobre reaccionando y está respondiendo de una manera anormal.

Existen algunas reacciones alérgicas comunes para toda la población de perros, por ejemplo, la picadura de pulga, si observas que la piel de tu perrito reacciona dramáticamente a una picadura común habrá que estar alerta. Esto también puede acentuarse con otros agentes como mosquitos o parásitos.

Al igual que tú, tu mejor amigo de cuatro patas puede presentar reacciones a factores ambientales como el polen o los ácaros del polvo, o bien, ser hipersensibles a ciertos alimentos, uno de los más comunes es la histamina, que se encuentra en vegetales como las espinacas o los tomates y en algunos granos. Ciertos nutrientes a los que los perros tienen hipersensibilidad se pueden encontrar en algunos alimentos para perros, lo que provoca reacciones innecesarias en la piel y el cuerpo, por ello es muy importante vigilarle cuando recién cambiaste su alimentación.

Lo primero que notarás en el cambio de actitud de tu perrito al presentar una reacción alérgica en la piel es que sufrirá picazón y en consecuencia se rascará mucho más de lo normal. Si lo revisas, descubrirás que tiene el tipo de síntomas que asociarías con una alergia humana: piel rojiza, escamosa, seca y con apariencia irritada.

Ojo, no hay que confundir estas reacciones con dermatitis alérgica canina, puesto que esta trae consigo otros malestares como inflamación en áreas específicas de su piel como entre las coyunturas de sus patitas, inflamación en sus orejas y abdomen, poco pelaje en las zonas en donde se rasca, incluso caspa o cambio de color en su piel.

Si detectas que se rasca con mucha frecuencia lo mejor es que lo lleves al veterinario, que, para determinar las causas de sus síntomas, realizará una serie de pruebas. Entre ellas, una para identificar pulgas o parásitos externos. También realizará pruebas para detectar enfermedades infecciosas en su aparato digestivo y te hará preguntas sobre los alimentos que consume tu perrito regularmente. A continuación, tratará de descartar alguna hipersensibilidad o alergia a algún alimento.

Sé paciente, este tipo de pruebas suelen tomar un par de semanas, debido a que suelen mandarse a laboratorio para detectar patógenos muy específicos.

No te alarmes, si tu fiel compañero padece alguno de estos síntomas y acudes a tiempo con el veterinario, este te aconsejara sobre cuál es la mejor forma de actuar, ya sea con un alimento para perros especial o bien alejándolo de aquellos estímulos que le causen la alergia.

Recuerda que puedes asegurarte de controlar cualquier hipersensibilidad a través de su dieta y cuidado.

Toma en cuenta que no debes automedicar a tu perrito, si notas sensibilidad en su piel, evita ponerle remedios caseros o acudir al uso de cremas de consumo humano. Lo mejor siempre es acudir con un especialista para que te indique qué puede estar causando esas anomalías y qué puedes hacer para atenderlas.


Compartir

31 de marzo de 2021

Alergias en la piel de tu perrito, aprende a detectarlas

Por: Ganador®

Desafortunadamente, aunque es relativamente sencillo diagnosticar alergias en personas, no lo es cuando se trata de las alergias de los perros, más aún cuando estas son en su piel.

Debido a que la piel de tu peludito es muy sensible, es probable que sufra de picazón o se rasque, lo que sugiere que pueda padecer una reacción alérgica, pero no hay de qué preocuparse, cualquier alergia puede tratarse, aquí te decimos a qué debes estar atento.

Las alergias caninas pueden desencadenarse debido a un elemento especifico interno o externo a su cuerpo, es decir, un agente alérgeno, estos pueden ser únicos para un perro o conocidos generalmente para la raza, la edad o la población. Si tu perrito se ve afectado ante estos agentes es porque su sistema inmune está sobre reaccionando y está respondiendo de una manera anormal.

Existen algunas reacciones alérgicas comunes para toda la población de perros, por ejemplo, la picadura de pulga, si observas que la piel de tu perrito reacciona dramáticamente a una picadura común habrá que estar alerta. Esto también puede acentuarse con otros agentes como mosquitos o parásitos.

Al igual que tú, tu mejor amigo de cuatro patas puede presentar reacciones a factores ambientales como el polen o los ácaros del polvo, o bien, ser hipersensibles a ciertos alimentos, uno de los más comunes es la histamina, que se encuentra en vegetales como las espinacas o los tomates y en algunos granos. Ciertos nutrientes a los que los perros tienen hipersensibilidad se pueden encontrar en algunos alimentos para perros, lo que provoca reacciones innecesarias en la piel y el cuerpo, por ello es muy importante vigilarle cuando recién cambiaste su alimentación.

Lo primero que notarás en el cambio de actitud de tu perrito al presentar una reacción alérgica en la piel es que sufrirá picazón y en consecuencia se rascará mucho más de lo normal. Si lo revisas, descubrirás que tiene el tipo de síntomas que asociarías con una alergia humana: piel rojiza, escamosa, seca y con apariencia irritada.

Ojo, no hay que confundir estas reacciones con dermatitis alérgica canina, puesto que esta trae consigo otros malestares como inflamación en áreas específicas de su piel como entre las coyunturas de sus patitas, inflamación en sus orejas y abdomen, poco pelaje en las zonas en donde se rasca, incluso caspa o cambio de color en su piel.

Si detectas que se rasca con mucha frecuencia lo mejor es que lo lleves al veterinario, que, para determinar las causas de sus síntomas, realizará una serie de pruebas. Entre ellas, una para identificar pulgas o parásitos externos. También realizará pruebas para detectar enfermedades infecciosas en su aparato digestivo y te hará preguntas sobre los alimentos que consume tu perrito regularmente. A continuación, tratará de descartar alguna hipersensibilidad o alergia a algún alimento.

Sé paciente, este tipo de pruebas suelen tomar un par de semanas, debido a que suelen mandarse a laboratorio para detectar patógenos muy específicos.

No te alarmes, si tu fiel compañero padece alguno de estos síntomas y acudes a tiempo con el veterinario, este te aconsejara sobre cuál es la mejor forma de actuar, ya sea con un alimento para perros especial o bien alejándolo de aquellos estímulos que le causen la alergia.

Recuerda que puedes asegurarte de controlar cualquier hipersensibilidad a través de su dieta y cuidado.

Toma en cuenta que no debes automedicar a tu perrito, si notas sensibilidad en su piel, evita ponerle remedios caseros o acudir al uso de cremas de consumo humano. Lo mejor siempre es acudir con un especialista para que te indique qué puede estar causando esas anomalías y qué puedes hacer para atenderlas.


Compartir