03 de febrero de 2021

Amor perruno, la importancia de esterilizar

Por: Ganador®

A medida que nuestros peludos crecen van dejando atrás esa imagen tierna de cachorro y comenzamos a pensar en su cruza para mimar a sus bebés. Entre nuestros amigos buscamos armar “la parejita” y hasta con quién daremos en adopción a estos nuevos miembros de la familia. Si bien, es un deseo dulce y amoroso de parte de todos los dueños, lo más responsable es que al llegar a su etapa de madurez, también consideremos la esterilización como parte de sus cuidados.

Como humanos, tenemos tendencia a proyectar nuestras necesidades en nuestros perrhijos, es por eso que la castración o esterilización nos parece algo horrible, y más pensando en que tan sólo en meses nuestros bebés ya son maduros sexualmente, y esa necesidad de ligue entre ellos se hace latente.

Los caninos alcanzan la madures sexual a los 6 o 7 meses, aproximadamente, dependiendo de su raza. En este momento hay que extremar cuidados con ellos pues será común que tengas a un amigo inquieto y hasta agresivo, que demandará más atención, y que ladra y/o aúlla más que de costumbre. En el caso de las hembras, buscará relacionarse con perritos del sexo opuesto, y en los machos el marcaje con orina será frecuente incluso dentro de casa.

Estas actitudes se explican como el celo, y esto les durará de 2 a 4 semanas, cada 6 meses. Y si están pensando que no será agradable vivirlo, para ellos tampoco lo es, ya que, a diferencia de los humanos, no distinguen porqué se sienten como se sienten y hacen lo que hacen. Además, la llegada a su madurez sexual y la cruza tienen más desventajas que ventajas. Te enlistamos algunas: 
· Actitud territorial y agresiva.

· A
nsiedad.

· Trastornos psicológicos-hormonales en las hembras a falta de gestación.

· Probabilidad de padecer tumores en genitales.

· 
En hembras, la aparición de infecciones vaginales y cáncer de mama.

· En machos, problemas de próstata.

· 
Los machos suelen extraviarse al seguir el olor de las hembras.

· 
Sobre población de peludos en busca de un hogar. 

Como ves, la esterilización no es una decisión a la ligera y habrá que considerar si esperar la cruza vale la pena. Para empezar, hay que preguntarnos, ¿nuestro peludo en verdad necesita tener perritos o a mi es a quien me gustaría ser abuelo?

En contrapeso, los beneficios de la esterilización son bastantes:


·
 Tu peludo tendrá una vida más longeva.

· 
Prevendrás diversos tipos de cáncer relacionados con las hormonas.

· 
Ya no entrarán en celo, por lo que vivirán más tranquilos.

· 
Ayudarás a reducir el exceso de sobrepoblación de mascotas.

· 
El costo de la esterilización es menor que mantener un grupo de cachorros.


Ahora, si ya te has decidido por la esterilización te contamos algunas cosas para prepararte y preparar a tu perrhijo.

En el caso de los machos la esterilización se realiza con la castración de sus testículos, en las hembras se retiran los óvulos y útero, y por aparatoso que parezca, es una operación sencilla y puedes sacar una cita para esto con el veterinario de forma sencilla.

Primero, asegúrate de que tu peludo llegó a su edad madura, para eso pide la valoración médica. Si tu perro es mayor, también consulta con el especialista, ya que a determinada edad la esterilización puede ser peligrosa. En algunos casos, el veterinario te pedirá algunos estudios pre-anestésicos antes de la operación. Además, tu peludo deberá estar en ayunas desde una noche antes. Luego de esto, deja que el experto se encargue, como es una operación de rutina, muy pronto tendrás a tu mejor amigo en casa.

Luego de la esterilización, sigue los cuidados que te indique el veterinario, como mantener en observación al peludo, ya que puede sentirse desorientado luego de la anestesia y el medicamento, vigila si tiene demasiadas molestias posteriores para avisar al experto, y que no intente quitar los puntos de su herida. Seguramente te dará analgésicos para contrarrestar el dolor, y recuerda volver a su cita de seguimiento. También mantén los paseos al límite, paséalo con correa para evitar que se lastime hasta 10 días después.

Con estos cuidados, tu peludo amigo estará de vuelta en las andadas muy pronto, y no te preocupes si lo notas más tranquilo, esto se deberá a que ya no siente la necesidad de encontrar pareja para reproducirse, así que aprovecha para pasar más tiempo con él, te lo agradecerá. Aquí te dejamos algunos juegos que puedes compartir con el peludo y prémialo con unos sabrosos bites.

Compartir

03 de febrero de 2021

Amor perruno, la importancia de esterilizar

Por: Ganador®

A medida que nuestros peludos crecen van dejando atrás esa imagen tierna de cachorro y comenzamos a pensar en su cruza para mimar a sus bebés. Entre nuestros amigos buscamos armar “la parejita” y hasta con quién daremos en adopción a estos nuevos miembros de la familia. Si bien, es un deseo dulce y amoroso de parte de todos los dueños, lo más responsable es que al llegar a su etapa de madurez, también consideremos la esterilización como parte de sus cuidados.

Como humanos, tenemos tendencia a proyectar nuestras necesidades en nuestros perrhijos, es por eso que la castración o esterilización nos parece algo horrible, y más pensando en que tan sólo en meses nuestros bebés ya son maduros sexualmente, y esa necesidad de ligue entre ellos se hace latente.

Los caninos alcanzan la madures sexual a los 6 o 7 meses, aproximadamente, dependiendo de su raza. En este momento hay que extremar cuidados con ellos pues será común que tengas a un amigo inquieto y hasta agresivo, que demandará más atención, y que ladra y/o aúlla más que de costumbre. En el caso de las hembras, buscará relacionarse con perritos del sexo opuesto, y en los machos el marcaje con orina será frecuente incluso dentro de casa.

Estas actitudes se explican como el celo, y esto les durará de 2 a 4 semanas, cada 6 meses. Y si están pensando que no será agradable vivirlo, para ellos tampoco lo es, ya que, a diferencia de los humanos, no distinguen porqué se sienten como se sienten y hacen lo que hacen. Además, la llegada a su madurez sexual y la cruza tienen más desventajas que ventajas. Te enlistamos algunas: 
· Actitud territorial y agresiva.

· A
nsiedad.

· Trastornos psicológicos-hormonales en las hembras a falta de gestación.

· Probabilidad de padecer tumores en genitales.

· 
En hembras, la aparición de infecciones vaginales y cáncer de mama.

· En machos, problemas de próstata.

· 
Los machos suelen extraviarse al seguir el olor de las hembras.

· 
Sobre población de peludos en busca de un hogar. 

Como ves, la esterilización no es una decisión a la ligera y habrá que considerar si esperar la cruza vale la pena. Para empezar, hay que preguntarnos, ¿nuestro peludo en verdad necesita tener perritos o a mi es a quien me gustaría ser abuelo?

En contrapeso, los beneficios de la esterilización son bastantes:


·
 Tu peludo tendrá una vida más longeva.

· 
Prevendrás diversos tipos de cáncer relacionados con las hormonas.

· 
Ya no entrarán en celo, por lo que vivirán más tranquilos.

· 
Ayudarás a reducir el exceso de sobrepoblación de mascotas.

· 
El costo de la esterilización es menor que mantener un grupo de cachorros.


Ahora, si ya te has decidido por la esterilización te contamos algunas cosas para prepararte y preparar a tu perrhijo.

En el caso de los machos la esterilización se realiza con la castración de sus testículos, en las hembras se retiran los óvulos y útero, y por aparatoso que parezca, es una operación sencilla y puedes sacar una cita para esto con el veterinario de forma sencilla.

Primero, asegúrate de que tu peludo llegó a su edad madura, para eso pide la valoración médica. Si tu perro es mayor, también consulta con el especialista, ya que a determinada edad la esterilización puede ser peligrosa. En algunos casos, el veterinario te pedirá algunos estudios pre-anestésicos antes de la operación. Además, tu peludo deberá estar en ayunas desde una noche antes. Luego de esto, deja que el experto se encargue, como es una operación de rutina, muy pronto tendrás a tu mejor amigo en casa.

Luego de la esterilización, sigue los cuidados que te indique el veterinario, como mantener en observación al peludo, ya que puede sentirse desorientado luego de la anestesia y el medicamento, vigila si tiene demasiadas molestias posteriores para avisar al experto, y que no intente quitar los puntos de su herida. Seguramente te dará analgésicos para contrarrestar el dolor, y recuerda volver a su cita de seguimiento. También mantén los paseos al límite, paséalo con correa para evitar que se lastime hasta 10 días después.

Con estos cuidados, tu peludo amigo estará de vuelta en las andadas muy pronto, y no te preocupes si lo notas más tranquilo, esto se deberá a que ya no siente la necesidad de encontrar pareja para reproducirse, así que aprovecha para pasar más tiempo con él, te lo agradecerá. Aquí te dejamos algunos juegos que puedes compartir con el peludo y prémialo con unos sabrosos bites.

Compartir