13 de agosto de 2021

¿Qué características debe tener el veterinario de tu perrhijo?

Por: Ganador®

Elegir un buen veterinario es un factor importantísimo al momento de darle la bienvenida a un amiguito peludo en nuestro hogar, pero, ¿cómo escoger al correcto?

Para ello deberás tomar en cuenta lo siguiente:

1. La experiencia, sin duda, la calidad profesional y la experiencia del veterinario y la clínica son los puntos más importantes. Si nuestro peludo necesita cuidados específicos, es importante asesorarse primero del conocimiento que tiene el veterinario. Por ejemplo, si tenemos un Husky o un Pitbull y el veterinario no ha tenido jamás contacto con uno, puede que no sepa tratar sus padecimientos comunes. Para esto es bueno informarse previamente sobre la clínica a la que pensamos acudir o preguntando a pacientes habituales.

2. Certificación de la clínica, nunca debemos acudir a una clínica que no cumpla los requisitos legales. Recuerda que siempre puedes preguntar sobre los títulos, especialidades y certificaciones del profesional, así como revisar que la clínica reúne los requisitos mínimos de calidad, limpieza, higiene y seguridad.

3. Localización y horario, tener una clínica cerca es fundamental en caso de urgencia, pero no siempre es algo primordial. Algunos perritos se sienten incómodos al acudir al veterinario y pueden sentirse menos agobiados en algunas clínicas que en otras. Busca una que te permita acudir siempre que lo creas necesario. Pero, sobre todo, ten en cuenta el horario de sus urgencias. Si la clínica cumple todos tus requisitos, y además está cerca de tu casa, será un gran punto a su favor.

4. Especialidades, en ocasiones podemos necesitar especialistas. Algunas razas de perros, tienen dolencias propias que afectan a la piel o a los ojos. Por ello, es importante conocer las especialidades que la clínica tiene para saber si podrán o no atender a nuestro peludo.  Todas las razas son más propensas a unas enfermedades que a otras, conociendo bien a nuestro fiel compañero sabremos qué nos podrá hacer falta.

5. Confianza, escoge un veterinario que te inspire cercanía, con el que puedas hablar con confianza. Va a tratar a tu pequeño, si toda va bien, durante muchos años. Busca un veterinario que se preocupe por tu perro, que se note que quiere a todos sus pacientes como a sus propios peludos.

Aunque sin duda es una profesión llena de amantes de los animales, no está de más encontrar uno con el que tú y tu mejor amigo se sientan cómodos y seguros. ¡Dale una salud digna y todo tu amor incondicional a tu mejor amigo peludo!


Compartir

13 de agosto de 2021

¿Qué características debe tener el veterinario de tu perrhijo?

Por: Ganador®

Elegir un buen veterinario es un factor importantísimo al momento de darle la bienvenida a un amiguito peludo en nuestro hogar, pero, ¿cómo escoger al correcto?

Para ello deberás tomar en cuenta lo siguiente:

1. La experiencia, sin duda, la calidad profesional y la experiencia del veterinario y la clínica son los puntos más importantes. Si nuestro peludo necesita cuidados específicos, es importante asesorarse primero del conocimiento que tiene el veterinario. Por ejemplo, si tenemos un Husky o un Pitbull y el veterinario no ha tenido jamás contacto con uno, puede que no sepa tratar sus padecimientos comunes. Para esto es bueno informarse previamente sobre la clínica a la que pensamos acudir o preguntando a pacientes habituales.

2. Certificación de la clínica, nunca debemos acudir a una clínica que no cumpla los requisitos legales. Recuerda que siempre puedes preguntar sobre los títulos, especialidades y certificaciones del profesional, así como revisar que la clínica reúne los requisitos mínimos de calidad, limpieza, higiene y seguridad.

3. Localización y horario, tener una clínica cerca es fundamental en caso de urgencia, pero no siempre es algo primordial. Algunos perritos se sienten incómodos al acudir al veterinario y pueden sentirse menos agobiados en algunas clínicas que en otras. Busca una que te permita acudir siempre que lo creas necesario. Pero, sobre todo, ten en cuenta el horario de sus urgencias. Si la clínica cumple todos tus requisitos, y además está cerca de tu casa, será un gran punto a su favor.

4. Especialidades, en ocasiones podemos necesitar especialistas. Algunas razas de perros, tienen dolencias propias que afectan a la piel o a los ojos. Por ello, es importante conocer las especialidades que la clínica tiene para saber si podrán o no atender a nuestro peludo.  Todas las razas son más propensas a unas enfermedades que a otras, conociendo bien a nuestro fiel compañero sabremos qué nos podrá hacer falta.

5. Confianza, escoge un veterinario que te inspire cercanía, con el que puedas hablar con confianza. Va a tratar a tu pequeño, si toda va bien, durante muchos años. Busca un veterinario que se preocupe por tu perro, que se note que quiere a todos sus pacientes como a sus propios peludos.

Aunque sin duda es una profesión llena de amantes de los animales, no está de más encontrar uno con el que tú y tu mejor amigo se sientan cómodos y seguros. ¡Dale una salud digna y todo tu amor incondicional a tu mejor amigo peludo!


Compartir