08 de marzo de 2021

¿Cuándo desparasitar a mi perro?

Por: Ganador®

Si eres papá o mamá primeriza de un perrito es probable que sigas preguntándote cuáles son los parásitos más comunes en ellos y cómo pueden afectar a distintas partes de su cuerpo. Lo primero que tienes que saber es que cada parásito provoca problemas diferentes, ya sea en el pelaje de tu perrito o en un aparato digestivo. Acá te compartimos algunos tips para saber cada cuándo desparasitar a un perro y cómo hacerlo.

Desparasitación de un cachorro

Cuando tu peludito es cachorro, es preciso desparasitarlo entre sus primeros 21 o 30 días de vida. Si el cachorro aún está en periodo de lactancia o haciendo el cambio de alimentación, suele indicársele el uso de jarabes antiparasitarios una vez al mes o cada 15 días hasta alcanzar los 6 meses de edad.

Antes de vacunar a tu cachorro habrá que desparasitarlo, debido a que, mediante la ingesta de leche materna, el perro de pocas semanas, adquiere inmunidad frente a determinadas enfermedades, pero esa inmunidad no previene ni combate infestaciones parasitarias.

Si recién adoptaste a un cachorro y ya tiene más de dos meses, es momento de desparasitarlo administrando el producto recomendado por un especialista, iniciando también su calendario de vacunación cuando éste te lo indique.

Desparasitación de un perro adulto

Al año de vida, puedes considerar a tu fiel amigo un perro adulto, y al igual que con los cachorros, al desparasitarlos, habrá que considerar su estilo de vida y lugar de residencia, pues éste determina el tipo de enfermedades que pueda desarrollar.

Si el can, por ejemplo, reside en el campo es más propenso alojar parásitos externos, por el contrario, si reside en la urbe, podría estar expuesto a adquirir parásitos internos.

Por este motivo, los veterinarios recomiendan desparasitar a los perros adultos una vez al mes, sobre todo en casos de familias con niños o en familias con áreas ajardinadas.

Tipos de desparasitación, interna y externa

Tu amigo de cuatro patas no sólo es propenso a adquirir pulgas o garrapatas, sino que al olfatear el suelo o al recibir leche materna, en caso de cachorros, puede estar en contacto con gusanos parasitarios. El contagio de parásitos también es posible cuando cazan un roedor o ave infestada, al oler excrementos o estar en contacto con tierra húmeda.

Para evitar a estos molestos habitantes en tu perrito existen varios métodos:

  1. Collares antiparasitarios, que, contienen activos para eliminar pulgas y garrapatas. Dependiendo de la marca, duran entre 2 u 8 meses, al finalizar ese tiempo, puedes cambiarlo por otro sin problema.

  2. Shampoos antipulgas, con los cuales, puedes bañar a tu perrito cada 2 o 3 meses; su efectividad es momentánea y aunque elimina garrapatas o pulgas en la primera aplicación, no lo protegerá de nuevos habitantes. Los champús antipulgas son únicamente un método complementario.

  3. Pipetas, se tratan de un líquido que se deposita en la zona de cruz del perro, es decir, en todo su lomo, se aplican de la nuca a la cola formando dicha figura. Tienen una duración aproximada de un mes y puedes repetir el proceso cada vez que pase su efecto. Existen pipetas según la edad de tu fiel amigo y van desde los 2 meses hasta los 2 años.

  4. Esprays antiparasitarios, que, eliminan los parásitos externos al momento de la aplicación en el can, aunque la efectividad depende de la marca y frecuencia de uso en el pelaje del perro.

  5. Jarabes, pastillas y comprimidos masticables antiparasitarios, su administración es oral y su efectividad varía según la marca, su aplicación es mensual o bimestral según la efectividad del producto o el tipo de parásitos para los que estén diseñados. Si quieres evitar administrarle a tu perrito dos productos antiparasitarios de este tipo a la vez, existen algunos de doble acción.

Para evitar la presencia de parásitos es importante seguir las indicaciones de desparasitación que nos dé el médico veterinario y agendar un calendario para desparasitar a tu perro, sin importar su raza o si es un perro mestizo.

Una excelente opción es acudir a los Centros de Salud más cercanos en tu alcaldía, en las que se aplican de manera gratuita tanto desparasitaciones como vacunas, en la temporada de vacunación.

Cada año el gobierno de la Ciudad de México a través de los Servicios de Salud realiza campañas de vacunación para las mascotas, aunque en algunas alcaldías éstas son permanentes, es necesario informarse en cada módulo para saber qué vacunas cubren y cuando acudir con tu peludito.

Recuerda aclarar todas tus dudas con respecto a la frecuencia de la toma, vía de administración, beneficios entre marcas y las necesidades que tenga tu perrito. Evita administrar cualquier método o medicamento sin informarte previamente, nosotros no podemos medicarlos y mucho menos usar productos de consumo humano en ellos.

Desparasitar a tu canino evita al largo plazo la presencia de parásitos que podrían derivar en síntomas o enfermedades más graves.

Tanto la vacunación como la desparasitación lo acompañan a lo largo de toda su vida; como su familia debes tener una rutina saludable y constante para cumplir con sus citas con el especialista.

¡Sigue totas las indicaciones del veterinario para mantener a tu perrito sano y feliz!

Compartir

08 de marzo de 2021

¿Cuándo desparasitar a mi perro?

Por: Ganador®

Si eres papá o mamá primeriza de un perrito es probable que sigas preguntándote cuáles son los parásitos más comunes en ellos y cómo pueden afectar a distintas partes de su cuerpo. Lo primero que tienes que saber es que cada parásito provoca problemas diferentes, ya sea en el pelaje de tu perrito o en un aparato digestivo. Acá te compartimos algunos tips para saber cada cuándo desparasitar a un perro y cómo hacerlo.

Desparasitación de un cachorro

Cuando tu peludito es cachorro, es preciso desparasitarlo entre sus primeros 21 o 30 días de vida. Si el cachorro aún está en periodo de lactancia o haciendo el cambio de alimentación, suele indicársele el uso de jarabes antiparasitarios una vez al mes o cada 15 días hasta alcanzar los 6 meses de edad.

Antes de vacunar a tu cachorro habrá que desparasitarlo, debido a que, mediante la ingesta de leche materna, el perro de pocas semanas, adquiere inmunidad frente a determinadas enfermedades, pero esa inmunidad no previene ni combate infestaciones parasitarias.

Si recién adoptaste a un cachorro y ya tiene más de dos meses, es momento de desparasitarlo administrando el producto recomendado por un especialista, iniciando también su calendario de vacunación cuando éste te lo indique.

Desparasitación de un perro adulto

Al año de vida, puedes considerar a tu fiel amigo un perro adulto, y al igual que con los cachorros, al desparasitarlos, habrá que considerar su estilo de vida y lugar de residencia, pues éste determina el tipo de enfermedades que pueda desarrollar.

Si el can, por ejemplo, reside en el campo es más propenso alojar parásitos externos, por el contrario, si reside en la urbe, podría estar expuesto a adquirir parásitos internos.

Por este motivo, los veterinarios recomiendan desparasitar a los perros adultos una vez al mes, sobre todo en casos de familias con niños o en familias con áreas ajardinadas.

Tipos de desparasitación, interna y externa

Tu amigo de cuatro patas no sólo es propenso a adquirir pulgas o garrapatas, sino que al olfatear el suelo o al recibir leche materna, en caso de cachorros, puede estar en contacto con gusanos parasitarios. El contagio de parásitos también es posible cuando cazan un roedor o ave infestada, al oler excrementos o estar en contacto con tierra húmeda.

Para evitar a estos molestos habitantes en tu perrito existen varios métodos:

  1. Collares antiparasitarios, que, contienen activos para eliminar pulgas y garrapatas. Dependiendo de la marca, duran entre 2 u 8 meses, al finalizar ese tiempo, puedes cambiarlo por otro sin problema.

  2. Shampoos antipulgas, con los cuales, puedes bañar a tu perrito cada 2 o 3 meses; su efectividad es momentánea y aunque elimina garrapatas o pulgas en la primera aplicación, no lo protegerá de nuevos habitantes. Los champús antipulgas son únicamente un método complementario.

  3. Pipetas, se tratan de un líquido que se deposita en la zona de cruz del perro, es decir, en todo su lomo, se aplican de la nuca a la cola formando dicha figura. Tienen una duración aproximada de un mes y puedes repetir el proceso cada vez que pase su efecto. Existen pipetas según la edad de tu fiel amigo y van desde los 2 meses hasta los 2 años.

  4. Esprays antiparasitarios, que, eliminan los parásitos externos al momento de la aplicación en el can, aunque la efectividad depende de la marca y frecuencia de uso en el pelaje del perro.

  5. Jarabes, pastillas y comprimidos masticables antiparasitarios, su administración es oral y su efectividad varía según la marca, su aplicación es mensual o bimestral según la efectividad del producto o el tipo de parásitos para los que estén diseñados. Si quieres evitar administrarle a tu perrito dos productos antiparasitarios de este tipo a la vez, existen algunos de doble acción.

Para evitar la presencia de parásitos es importante seguir las indicaciones de desparasitación que nos dé el médico veterinario y agendar un calendario para desparasitar a tu perro, sin importar su raza o si es un perro mestizo.

Una excelente opción es acudir a los Centros de Salud más cercanos en tu alcaldía, en las que se aplican de manera gratuita tanto desparasitaciones como vacunas, en la temporada de vacunación.

Cada año el gobierno de la Ciudad de México a través de los Servicios de Salud realiza campañas de vacunación para las mascotas, aunque en algunas alcaldías éstas son permanentes, es necesario informarse en cada módulo para saber qué vacunas cubren y cuando acudir con tu peludito.

Recuerda aclarar todas tus dudas con respecto a la frecuencia de la toma, vía de administración, beneficios entre marcas y las necesidades que tenga tu perrito. Evita administrar cualquier método o medicamento sin informarte previamente, nosotros no podemos medicarlos y mucho menos usar productos de consumo humano en ellos.

Desparasitar a tu canino evita al largo plazo la presencia de parásitos que podrían derivar en síntomas o enfermedades más graves.

Tanto la vacunación como la desparasitación lo acompañan a lo largo de toda su vida; como su familia debes tener una rutina saludable y constante para cumplir con sus citas con el especialista.

¡Sigue totas las indicaciones del veterinario para mantener a tu perrito sano y feliz!

Compartir