31 de marzo de 2021

Descubre qué lecciones pueden enseñarles los perros a los niños

Por: Ganador®

A la mayoría de los niños les encantan los perros, son tiernos, leales y adorables. Celebramos el día del niño, compartiéndote 5 excelentes lecciones que los amigos peludos tienen para darnos cuando pequeños.

Los beneficios que aporta un perrito en la vida de un niño son innumerables, en general, la compañía de una mascota mejora la calidad de vida de todo ser humano, preserva su equilibrio físico y mental, facilita la recreación y reduce el estrés. ¿Sabías que criarse con un perro promueve el desarrollo físico y psicológico de tu peque?

Aquí van los porqués de incluir en su vida a un fiel amigo de cuatro patas:

1.    Incentiva su sentido de la responsabilidad:
Al criarse con una mascota, los niños aprenden desde sus primeros años los conceptos como “alimentar”, “cuidar” y “compartir”; al ser valores básicos, tus niños los aprenderán fácilmente a medida que van creciendo y ayudarán en las diferentes tareas del cuidado del canino. Puedes adaptar las responsabilidades en función de su edad, como encargarse a diario que tengan agua limpia, darles de comer, cepillarlos y lavarlos, independientemente de la raza de perro que tengan en la familia. Sé paciente, poco a poco verás crecer la necesidad de tu peque de cuidar y proteger a otro ser, como un extra, cuando él o ella cumplan con todas esas tareas se desarrollarán también sentimientos positivos de utilidad, limpieza y motivación.

2.    Les enseña a fortalecer su autoestima:
Traer un perrito a casa cuando hay niños, trae consigo bienestar psicológico para todos en la familia, entre ellos el aumento en los niveles de autoestima, sin duda alguna, la relación que se construye al tener mascotas puede ser tan estrecha que hace que tu niño o niña se sienta una persona querida y valorada. El amor perruno es incondicional.

3.    Les ayuda a mejorar sus habilidades sociales:
Un perro es un fiel compañero, un amigo para toda la vida y es así como lo ven los niños y niñas, la percepción de la amistad se desarrolla cuando somos pequeños; la compañía perruna fomenta el compañerismo y la amistad, ayudando a niños y niñas a adaptarse a la convivencia con otras personas, especialmente con su familia y sus futuros amigos.

4.    Les permite tener un estilo de vida más activo:
Con un perrito en casa tu rutina tendrá más energía, en el caso de los niños y niñas, tener un compañero peludo fomenta su actividad física, ya sea con juegos o paseos. Tu peque no podrá resistirse a los ojitos tiernos de su compañero y terminará ejercitándose unos minutos al día, a su edad cada minuto de actividad cuenta y qué mejor que en compañía de su mejor amigo. Es importante que todos en la familia se ajusten a rutinas saludables que aporten a la convivencia y cuidado del perrito.

5.    Les ayuda a tener buena salud:
La interacción de un perrito con un niño o niña disminuye su estrés y depresión. Cuando tu peque lo abraza o acaricia, se regula su presión arterial y ritmo cardíaco. Al mismo tiempo ese amor incondicional reduce su ansiedad, agresividad o dolores de cabeza, entre otros. La compañía de un peludito en casa, los aleja también sedentarismo, previniendo la obesidad infantil.


Ahora ya lo sabes, el desarrollo de un pequeño puede complementarse con la compañía canina, estos fieles amigos nos aportan lecciones como el cuidado, la responsabilidad, la autoestima y mantienen nuestro bienestar tanto físico como emocional.

Compartir

31 de marzo de 2021

Descubre qué lecciones pueden enseñarles los perros a los niños

Por: Ganador®

A la mayoría de los niños les encantan los perros, son tiernos, leales y adorables. Celebramos el día del niño, compartiéndote 5 excelentes lecciones que los amigos peludos tienen para darnos cuando pequeños.

Los beneficios que aporta un perrito en la vida de un niño son innumerables, en general, la compañía de una mascota mejora la calidad de vida de todo ser humano, preserva su equilibrio físico y mental, facilita la recreación y reduce el estrés. ¿Sabías que criarse con un perro promueve el desarrollo físico y psicológico de tu peque?

Aquí van los porqués de incluir en su vida a un fiel amigo de cuatro patas:

1.    Incentiva su sentido de la responsabilidad:
Al criarse con una mascota, los niños aprenden desde sus primeros años los conceptos como “alimentar”, “cuidar” y “compartir”; al ser valores básicos, tus niños los aprenderán fácilmente a medida que van creciendo y ayudarán en las diferentes tareas del cuidado del canino. Puedes adaptar las responsabilidades en función de su edad, como encargarse a diario que tengan agua limpia, darles de comer, cepillarlos y lavarlos, independientemente de la raza de perro que tengan en la familia. Sé paciente, poco a poco verás crecer la necesidad de tu peque de cuidar y proteger a otro ser, como un extra, cuando él o ella cumplan con todas esas tareas se desarrollarán también sentimientos positivos de utilidad, limpieza y motivación.

2.    Les enseña a fortalecer su autoestima:
Traer un perrito a casa cuando hay niños, trae consigo bienestar psicológico para todos en la familia, entre ellos el aumento en los niveles de autoestima, sin duda alguna, la relación que se construye al tener mascotas puede ser tan estrecha que hace que tu niño o niña se sienta una persona querida y valorada. El amor perruno es incondicional.

3.    Les ayuda a mejorar sus habilidades sociales:
Un perro es un fiel compañero, un amigo para toda la vida y es así como lo ven los niños y niñas, la percepción de la amistad se desarrolla cuando somos pequeños; la compañía perruna fomenta el compañerismo y la amistad, ayudando a niños y niñas a adaptarse a la convivencia con otras personas, especialmente con su familia y sus futuros amigos.

4.    Les permite tener un estilo de vida más activo:
Con un perrito en casa tu rutina tendrá más energía, en el caso de los niños y niñas, tener un compañero peludo fomenta su actividad física, ya sea con juegos o paseos. Tu peque no podrá resistirse a los ojitos tiernos de su compañero y terminará ejercitándose unos minutos al día, a su edad cada minuto de actividad cuenta y qué mejor que en compañía de su mejor amigo. Es importante que todos en la familia se ajusten a rutinas saludables que aporten a la convivencia y cuidado del perrito.

5.    Les ayuda a tener buena salud:
La interacción de un perrito con un niño o niña disminuye su estrés y depresión. Cuando tu peque lo abraza o acaricia, se regula su presión arterial y ritmo cardíaco. Al mismo tiempo ese amor incondicional reduce su ansiedad, agresividad o dolores de cabeza, entre otros. La compañía de un peludito en casa, los aleja también sedentarismo, previniendo la obesidad infantil.


Ahora ya lo sabes, el desarrollo de un pequeño puede complementarse con la compañía canina, estos fieles amigos nos aportan lecciones como el cuidado, la responsabilidad, la autoestima y mantienen nuestro bienestar tanto físico como emocional.

Compartir