03 de mayo de 2021

Las 3 razas más difíciles de educar

Por: Ganador®

Como dog mom o dog dad, que tu perrito sea capaz de obedecer determinados comandos es un aspecto importante, sin embargo, no todos ellos responden al adiestramiento del mismo modo. Y es que existen razas que, por sus orígenes, su independencia o su disposición a la obediencia sin menos propensas a ser adiestradas, por lo que te costará más conseguir que realicen determinados trucos o mandatos.

¿Por qué hay peludos difíciles de adiestrar?

Antes de asumir es importante que tomes en cuenta que un peludo difícil de adiestrar no quiere decir que sea un perrito bobo o poco recomendable para darle hogar, así como hay razas sencillas de entrenar, hay otras que por su carácter y predisposición genética no son animales propensos a la obediencia, necesitan muchas repeticiones del mismo comando para responder o simplemente cuentan con tal naturaleza independiente que no están muy dispuestos a participar en largas sesiones de entrenamiento.

En estos casos, los especialistas indican que ciertas razas tienen una inteligencia para la obediencia más limitada que otras y esto no es malo, pongamos un ejemplo, quizá no todas las personas sean buenas para pintar o las finanzas, lo mismo pasa con los perritos, unos son más juguetones y otros más obedientes.

Tener claro cuáles son los perros más difíciles de entrenar te permitirá hacerte una idea de hasta dónde puedes llegar con tu mascota, comprender su carácter y naturaleza.

¿Quieres sabes cuáles de ellas son? Acá te compartimos tres razas caninas cuyo adiestramiento suele ser más complicado.

1.    Basset Hound, independencia, ante todo:

Estos peluditos tienen una apariencia muy característica, son excelentes sabuesos con pasado de cazadores; aunque hoy el Basset Hound es usado como animal de compañía, debes saber que es tremendamente independiente, hasta el punto de dar la sensación de no necesitar a su amo como otros canes. Esto debido a sus sentidos y antecedentes, pues al ser cazadores profesionales pueden cuidarse “aparentemente” solos. Esto lo convierte en un perri-hijo menos dado a la obediencia y el entrenamiento.

2.    Bulldog, un guardián desafanado:

Conocido como un excelente guardián, el Bulldog es un perro con características físicas y de comportamiento muy particulares. Aunque suelen ser juguetones cuando son cachorros, con el paso del tiempo se convierten en animales tranquilos que no toleran mucho la actividad física debido a sus características braquiocefálicas, lo que conlleva problemas respiratorios y hasta obstrucción de las vías respiratorias, causando así respiración ruidosa e incluso pudiendo generar un colapso. Estos amigos de cuatro patas son perfectos para quienes viven en apartamentos y desean una mascota que no demande largos paseos, ejercicio o juegos constantes.

3.    Shih tzu, un guardián no tan obediente:

El Shih tzu es una raza originaria de china usada con frecuencia como perro de guardia, aunque ahora sea mayormente conocido como un animal de compañía. A pesar de ser cariñosos, inteligentes, sociables y despiertos, también se trata de peludos muy independientes que no soportan las largas sesiones de entrenamiento, aunque sí responden a comandos básicos que le permitan adaptarse sus hogares.

Si deseas enseñarle nuevas cosas a tu perrito una buena opción es darle algún tipo de refuerzos positivos como caricias o premios para perro en el momento que ejecute bien las indicaciones que les das. Otra buena alternativa puede ser acercarte con un especialista en comportamiento canino para que te asesore sobre qué es mejor para tu canino de acuerdo a sus características y estilo de vida.

Un pequeño recordatorio cuando se trata de cualquier perrito, es que, si estás interesado en darle hogar a cualquier raza, lo mejor que puedes hacer es informarte de las necesidades de cada una de ellas, tus deseos como papá o mamá responsable y por supuesto los recursos de los que dispones para darle todo tu amor incondicional.

Compartir

03 de mayo de 2021

Las 3 razas más difíciles de educar

Por: Ganador®

Como dog mom o dog dad, que tu perrito sea capaz de obedecer determinados comandos es un aspecto importante, sin embargo, no todos ellos responden al adiestramiento del mismo modo. Y es que existen razas que, por sus orígenes, su independencia o su disposición a la obediencia sin menos propensas a ser adiestradas, por lo que te costará más conseguir que realicen determinados trucos o mandatos.

¿Por qué hay peludos difíciles de adiestrar?

Antes de asumir es importante que tomes en cuenta que un peludo difícil de adiestrar no quiere decir que sea un perrito bobo o poco recomendable para darle hogar, así como hay razas sencillas de entrenar, hay otras que por su carácter y predisposición genética no son animales propensos a la obediencia, necesitan muchas repeticiones del mismo comando para responder o simplemente cuentan con tal naturaleza independiente que no están muy dispuestos a participar en largas sesiones de entrenamiento.

En estos casos, los especialistas indican que ciertas razas tienen una inteligencia para la obediencia más limitada que otras y esto no es malo, pongamos un ejemplo, quizá no todas las personas sean buenas para pintar o las finanzas, lo mismo pasa con los perritos, unos son más juguetones y otros más obedientes.

Tener claro cuáles son los perros más difíciles de entrenar te permitirá hacerte una idea de hasta dónde puedes llegar con tu mascota, comprender su carácter y naturaleza.

¿Quieres sabes cuáles de ellas son? Acá te compartimos tres razas caninas cuyo adiestramiento suele ser más complicado.

1.    Basset Hound, independencia, ante todo:

Estos peluditos tienen una apariencia muy característica, son excelentes sabuesos con pasado de cazadores; aunque hoy el Basset Hound es usado como animal de compañía, debes saber que es tremendamente independiente, hasta el punto de dar la sensación de no necesitar a su amo como otros canes. Esto debido a sus sentidos y antecedentes, pues al ser cazadores profesionales pueden cuidarse “aparentemente” solos. Esto lo convierte en un perri-hijo menos dado a la obediencia y el entrenamiento.

2.    Bulldog, un guardián desafanado:

Conocido como un excelente guardián, el Bulldog es un perro con características físicas y de comportamiento muy particulares. Aunque suelen ser juguetones cuando son cachorros, con el paso del tiempo se convierten en animales tranquilos que no toleran mucho la actividad física debido a sus características braquiocefálicas, lo que conlleva problemas respiratorios y hasta obstrucción de las vías respiratorias, causando así respiración ruidosa e incluso pudiendo generar un colapso. Estos amigos de cuatro patas son perfectos para quienes viven en apartamentos y desean una mascota que no demande largos paseos, ejercicio o juegos constantes.

3.    Shih tzu, un guardián no tan obediente:

El Shih tzu es una raza originaria de china usada con frecuencia como perro de guardia, aunque ahora sea mayormente conocido como un animal de compañía. A pesar de ser cariñosos, inteligentes, sociables y despiertos, también se trata de peludos muy independientes que no soportan las largas sesiones de entrenamiento, aunque sí responden a comandos básicos que le permitan adaptarse sus hogares.

Si deseas enseñarle nuevas cosas a tu perrito una buena opción es darle algún tipo de refuerzos positivos como caricias o premios para perro en el momento que ejecute bien las indicaciones que les das. Otra buena alternativa puede ser acercarte con un especialista en comportamiento canino para que te asesore sobre qué es mejor para tu canino de acuerdo a sus características y estilo de vida.

Un pequeño recordatorio cuando se trata de cualquier perrito, es que, si estás interesado en darle hogar a cualquier raza, lo mejor que puedes hacer es informarte de las necesidades de cada una de ellas, tus deseos como papá o mamá responsable y por supuesto los recursos de los que dispones para darle todo tu amor incondicional.

Compartir